Pabellón de Palafolls, sábado 8/6/2013, 16:15 horas
26ª Jornada Liga

ACE Riudellots: Marc, Miguel (2), Adrià, Eduard (1), Samuel (1), Rubén, Iván y Roger.

Los Infantiles consiguen la Liga tras vencer a domicilio al Palafolls en un partido intenso y competido.

Partido de infarto donde el resultado decidía el campeonato, pero que además significaba el enfrentamiento entre dos concepciones distintas del futbol sala. Las opciones del Palafolls pasaban por ganar el partido por al menos dos goles de ventaja, mientras que un empate o una derrota por la mínima favorecían a los visitantes.

Los locales conocedores de que sus posibilidades pasan por romper el partido e intentar anular el juego de ataque visitante, salen jugando de cinco, pero sin demasiado acierto. Después de unos minutos y vista la poca eficacia de la táctica, los locales dejan el juego a cinco y empiezan a dominar a unos visitantes muy nerviosos. El arbitraje no ayuda a serenar el juego visitante con continuas faltas, propiciadas por la táctica local de caerse al menor contacto. En este rio revuelto, el Palafolls aprovecha para pescar dos goles, que le ponen momentáneamente como campeón, pero la situación sólo dura dos minutos porque un gol de Miguel, al filo del descanso, devuelve el liderato a los visitantes.

Tras el descanso, los visitantes que han dejado los nervios en el vestuario, salen dispuestos a resolver el partido, con un juego directo y de toque ante el que el Palafolls tiene pocas opciones. Un nuevo gol de Miguel, de falta, abre el camino para que Eduard y Samuel le den la vuelta al partido y pongan un 2-4 en el marcador a falta de poco más de 10 minutos. Resultado si no definitivo, sí que supone un escollo muy grande para el Palafolls que necesita 4 goles para ganar la liga. Los locales lo intentan y acortan distancias, pero con los visitantes a su nivel de juego habitual, sólo los palos evitan que los visitantes se vayan en el marcador. A medida que pasaban los minutos, los locales pierden la fe, y ni el juego de cinco, ni disponer de dos minutos de superioridad, son suficientes para romper el bloque visitante.

El pitido final desencadena la euforia visitante por el triunfo y la consecución del campeonato. Después de la tensión del partido la felicitación entre los equipos por la gran temporada de ambos equipos, momento de reconocimiento mutuo que no ha logrado empañar la actitud pueril de unos pocos.

Felicitar también a ambas aficiones que han animado sin descanso a sus equipos y lamentar los insultos a los jugadores visitantes de algún aficionado local y de un grupo de jugadores del Palafolls (no infantiles), actitud que los descalifica, pero que no consideramos representativos de la mayoritaria actitud correcta de la afición local.

Por último felicitar a los campeones Marc, Ruben, Roger, Iván, Miguel, Samuel, Eduard, Adrià y Gerard; y ahora a disfrutar del éxito, que esto no se acaba y el próximo domingo nos jugamos la Copa Girona de nuevo ante el Palafolls.

1…2…3…ACER

5fotos

Crónica: ACE

 

 

INF